¿Cómo elegir el tipo de contrato más adecuado?

Escrito por | marzo 03, 2018 | Varios Asesoría | 0 comentarios
tipos de contratos

Tanto si tenemos una sociedad como si somos autónomos, el contrato es un documento básico que resulta de gran ayuda para fijar el alcance, los plazos o los pagos que se deben realizar. Cada tipo de contrato lleva aparejados una serie de requerimientos, incentivos y bonificaciones que nos pueden llevar a optar por una opción u otra.

En el campo de la asesoría laboral, desde Bissé Asesores ayudamos a empresas a elegir la mejor combinación de contratos y asesoría en recursos humanos.

Qué tener en cuenta a la hora de elegir el contrato más adecuado para un trabajador

Lo primero es tener un conocimiento pleno de nuestras posibilidades, para lo cual puede ser conveniente revisar la Guía de Contratos del Servicio Público Estatal, actualizada recientemente.

Hay muchos tipos de contratos: indefinidos, temporales, formativos, en prácticas, a tiempo parcial…

En función de que optemos por uno o por otro, y según las cláusulas y condiciones del contrato, podremos tener la posibilidad de obtener bonificaciones, como por ejemplo en el importe de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Los requerimientos pueden afectar a muchas áreas. Por ejemplo, existe una bonificación del 100% de la Seguridad Social para quienes contraten a jóvenes de forma indefinida, ya sea a tiempo parcial o jornada completa. También hay determinados colectivos cuya contratación implica importantes bonificaciones. Jóvenes desempleados menos de 30 años, personas con discapacidad, personas en situación de exclusión o víctimas del terrorismo.

Esas ventajas y bonificaciones afectan también específicamente a las personas físicas y trabajadores por cuenta propia. Por ejemplo, entre los autónomos que contratan a un familiar por un mínimo de 6 meses mediante contrato indefinido, y siempre que el trabajador no haya extinguido contratos por causas que se hayan considerado improcedentes, se puede obtener una bonificación del 100% de las cotizaciones a la Seguridad Social por contingencias comunes.

Las bonificaciones y el tipo de contrato no son, sin embargo, los únicos aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de crear un contrato laboral. Deben cumplirse también unos requisitos formales y llevar a cabo los procedimientos de alta en la Seguridad Social de forma adecuada.

En la planificación de recursos humanos, la confección del contrato adecuado nos ayuda también a evitar riesgos en caso de disputa y de cara a distribuir de forma adecuada los costes del proyecto empresarial.

Si tienes dudas sobre cómo realizar un contrato laboral, qué tipo de contrato te conviene más, o cómo planificar tus recursos humanos, contacta con nuestros servicios profesionales.

Consigue ahora tu asesoría personalizada! Contacta con nosotros