Cómo se hace una factura al extranjero

Escrito por | marzo 29, 2018 | Varios Asesoría | 0 comentarios
Facturas al extranjero

Si tienes clientes en un país extranjero, seguro que en más de una ocasión te han venido dudas a la cabeza. ¿La factura tiene que ir con IVA o sin IVA? ¿Qué IVA hay que poner, el de España o el de país de destino? ¿Debo incluir la retención del IRPF o no?

Para ayudaros a resolver algunas de las preguntas más comunes en torno a esto, vamos a explicar cómo se hace una factura al extranjero según los diferentes casos.

Cómo hacer facturas a otros países de la UE

Lo primero es tener clara la diferencia entre facturas a países comunitarios o extracomunitarios. Las facturas por prestaciones de servicios emitidas a países que forman parte de la Unión Europea, si están realizadas a empresas o autónomos, pueden no llevar IVA en caso de que ambos estéis dados de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios correspondiente a vuestro país y dispongáis de un número de IVA europeo.

En el caso de que vendamos un bien a otra empresa, sucedería exactamente lo mismo. Puedes emitir una factura sin IVA. En cambio, si le vendes un producto a un particular en el extranjero, tienes que aplicar el IVA correspondiente al país del receptor de ese bien. Hay un límite de país, no obstante, para estas operaciones, que puedes consultar en las tarifas de IVA transfronterizo en Europa.

Para darse de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios, tienes que hacerlo mediante el modelo 036, marcando la casilla 582 de alta en el ROI, así como indicando la fecha de la primera operación en la casilla 584.

Hacer facturas al extranjero fuera de la Unión Europea

En el caso de que las facturas se emitan a un país extracomunitario, las facturas no deben llevar IVA, tanto si se trata de la venta de un bien o servicio.

Cuando hablamos de empresas o profesionales, se produce la inversión del sujeto pasivo, de modo que la obligación recae sobre el receptor del bien o servicio en cuanto a las obligaciones tributarias que correspondan.

Por otro lado, no tienes que incluir las retenciones del IRPF en las facturas a empresas o particulares en el extranjero, ya que sólo pueden ingresarte las retenciones del IRPF las empresas o autónomos que estén registrados en España.

En Asesoría Bissé te ayudamos a mejorar tus procesos de facturación. Si necesitas darte de alta el Registro de Operadores Intracomunitarios, o tienes dudas sobre facturación, contacta con nuestros servicios de asesoría fiscal en Madrid.

Consigue ahora tu asesoría personalizada! Contacta con nosotros