La Comisión Europea da más margen para fijar tipos de IVA

Escrito por | enero 30, 2018 | Varios Asesoría | 0 comentarios
IVA reforma

Recientemente la Comisión Europea ha propuesto que se haga una reforma del IVA para que los estados miembros puedan tener más margen a la hora de fijar los tipos de IVA.

Esto implicaría que los países de la UE podrían fijar tipos estándar, reducidos e incluso dejar algunos productos exentos de IVA, teniendo una mayor libertad de decisión.

Hasta el momento, la UE permitía sólo una lista reducida de bienes y servicios a los que se podía reducir el IVA, lo que generaba dificultades con los países a la hora de cambiar los tipos de determinados productos. Esto ha dado lugar a que se hayan abierto más de 40 expedientes a algunos Estados miembros por el incumplimiento de la normativa comunitaria sobre el IVA.

La Comisión Europea propone más libertad para fijar los tipos del IVA

En un principio, cuando se fijó la normativa europea del IVA, se buscaba que Europa llegase a tener un sistema único. El objetivo era que las compras comunitarias se gravasen siempre en el país del vendedor. Para evitar que un país inundase otros mercados con productos a tipos muy bajos, se creó una lista muy cerrada de productos cuyo tipo de IVA se podía bajar.

Esto, sin embargo, ha provocado grandes desigualdades, ya que algunos Estados disfrutan de excepciones y otros no tienen permitido aplicar tipos reducidos o tipos al 0% con los mismos productos y servicios, según ha explicado la Comisión Europea.

Hace unos meses, la Comisión decidió que el IVA se recaude en el país del vendedor, pero que se cobre el tipo de IVA del comprador. Esto implica que el IVA siempre es fijado por el país, ya sea un producto nacional o foráneo. De este modo, no hay competencia entre los estados, si bien obliga a los exportadoras a conocer el tipo de IVA de cada producto en cada país.

Este nuevo contexto ofrece la oportunidad de que los distintos Gobiernos tengan más libertad para fijar sus tipos. El sistema actual, sin embargo, obliga a los países a fijar un tipo estándar o superior al 15%; sólo tienen permitido tener un tipo reducido no más bajo del 5% a dos categorías de productos y existen tipos superreducidos y exenciones por motivos culturales e históricos. Ahora la Comisión quiere que, además del tipo estándar del 15%, los países puedan elegir 2 tipos reducidos entre el 5% y la tasa que elijan; incluso un tipo superreducido entre el 0% y el tipo que elijan; y además, una exención del IVA del 0%.

Pese a las condiciones de la nueva propuesta de reforma, los países seguirían teniendo que fijar sus propios tipos del IVA, ajustándose a un tipo medio del 12% de recaudación para mantener los ingresos públicos. España podría quedarse en las mismas condiciones que ahora con la nueva normativa. El pasado 2016, España tenía un tipo medio del IVA del 15,3%.

Consigue ahora tu asesoría personalizada! Contacta con nosotros